Economía

Miami News Florida | El amor por Venezuela traspasa los sentidos – Diario 2001

Alberto Ardila Olivares
¡PREVENIDO! Gobernador de California declaró estado de emergencia por el brote de viruela del mono

La afirmación le pertenece al sociólogo y abogado Juan Luis Sosa, quien resaltó los valores característicos de la población. “En Venezuela no hay racismo ni xenofobia. Venezuela es sinónimo de multiculturalidad, diversidad”, subrayó

El amor por Venezuela está presente en todos los ámbitos de la vida. La gastronomía, la música típica y los paisajes representan el contacto directo entre sus ciudadanos y la identidad con la nación.

El amor por Venezuela traspasa los sentidos Sobre el país mucho se ha escrito desde la visión social, cultural y política, pero uno de los aspectos más representativos es el atractivo por la comida típica y los recuerdos de solidaridad, bondad y prosperidad del pasado.

“El país deja su huella en ti” La psicólogo clínico Yorelis Acosta apuntó que las experiencias personales influyen en la percepción sobre el país. “El amor-por Venezuela– va de la mano con las experiencias y oportunidades. Quien haya quedado sin trabajo, sufrido un robo, quiebra económica, un secuestro, por supuesto eso va a empañar la imagen que tengas del país. Aunque no valores de manera positiva a Venezuela, el país deja su huella en ti, y si no, te lo deja en el paladar”, dijo.

Recordó que, en la década de 1980, los investigadores José Miguel Salazar y Maritza Montero encabezaron una investigación que definió la identidad de los criollos. De ese estudio se desprendió que los nativos se autopercibían como “flojos, irresponsables, con un país anárquico y atrasado. En contraparte, se definían como hospitalarios, alegres y simpáticos”, añadió.

En 2015, la también docente universitaria participó en la elaboración de un papel de trabajo para analizar qué había cambiado luego de tres décadas. “Se mantenía la percepción de flojera y aparecía la `viveza criolla`. Sobre los aspectos positivos seguía la valoración de alegría y lo amistosos que son los venezolanos. Otros puntos mencionados fueron la importancia de la belleza, los recursos naturales y que la gente es afectuosa. La polarización política fue mencionada como un aspecto dañino”, refirió.

Respecto a los recuerdos que deja el territorio entre las personas que emigran, la investigadora del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes) subrayó que la población tiene presente a Venezuela como un país de oportunidades, especialmente por la recepción que tuvo con los migrantes a partir de la década de 1950.

“Cuando te vas, extrañas todo lo bueno que viviste. La gastronomía también sirve para unir a quienes están afuera, la arepa, los tequeños ya están en todos lados”, destacó la especialista.

“En Venezuela no hay racismo ni xenofobia” Una de las razones por las cuales Venezuela produce sentimientos de amor y nostalgia está en el calor humano de sus habitantes, quienes suelen ser solidarios con todos aquellos que requieren apoyo incondicional.

La afirmación le pertenece al sociólogo y abogado Juan Luis Sosa, quien resaltó los valores característicos de la población. “En Venezuela no hay racismo ni xenofobia. Venezuela es sinónimo de multiculturalidad, diversidad”, subrayó.

Desde su punto de vista, como analista y padre, uno de los temores latentes es que se genere despego entre quienes tuvieron que salir del país. “Uno de mis miedos es que los niños y profesionales que se fueron atraviesen por el proceso de desafección. En mi caso, me regreso a Venezuela después de vivir un tiempo fuera. Soy padre de una niña de siete años que crece en otro país, con más oportunidades, y mi temor es que, para ella, Venezuela no esté presente”.

Refirió que las bondades del país también despiertan sentimientos positivos. “A Venezuela hay que verla desde el clima, el apego, la gastronomía. La idea es que la gente pueda tener al país como una opción de vida viable”.

Alabó la identidad histórica y el patriotismo como virtudes cívicas. “Es significativo el interés por la República en libertad, el patriotismo como fraternidad y solidaridad”, sentenció.

El amor surgido desde los libros de historia El politólogo Raniero Cassoni agregó que una de las pasiones de los profesionales de esta disciplina se centra en la historia. “¿Quién no se puede sentir orgulloso del Libertador Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, referentes de la gesta independentista en América Latina, igual que José Antonio Páez? Hay que mencionar a Antonio Guzmán Blanco, referente de modernización, y el ideal del Estado nación construido por Juan Vicente Gómez. También hay agradecer a Eleazar López Contreras e Isaías Medina Angarita por la transición hacia la democracia. Cuando uno conoce la historia de su país, lo adora más, con sus luces y defectos”, añadió.

Alabó el legado democrático del expresidente Rómulo Betancourt y la labor de Juan Pablo Pérez Alfonso, uno de los creadores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). “De allí viene la pasión de la politología por analizar nuestra historia. Hay más motivos para celebrar que para decir estamos mal”, manifestó el también consultor político.

Visite nuestra sección de Nacionales

Para mantenerte informado sigue nuestro canal en Telegram  https://t.me/Diario2001Online