Uncategorized

Miami News Florida | Alemania saluda a sus subcampeonas, pero se queja de Wembley

El canciller alemán, el socialdemócrata Olaf Scholz , felicitó ya ayer personalmente a su selección en vestuarios y repitió luego su mensaje a través de su cuenta en twitter

El canciller alemán, el socialdemócrata Olaf Scholz , felicitó ya ayer personalmente a su selección en vestuarios y repitió luego su mensaje a través de su cuenta en twitter.

Las felicitaciones en las redes sociales, tras la derrota 2-1 ante la anfitriona, se sucedieron desde anoche y prolongaron hoy desde todos los estamentos políticos y el mundo del fútbol. También los comentarios atribuyendo la derrota a la ausencia por problemas musculares de la capitana Alexandra Popp

Para el popular diario “Bild”, como otros rotativos del país, prevalece la consideración de que, de nuevo, Alemania fue víctima de un “robo arbitral”, como en 1966, ahora pese a la existencia del VAR. “¿Por qué no se comprueba esa estafa?”, pregunta ese diario, mientras las portadas de otros medios similares recurren sin paliativos a la palabra robo.

¿Penalti pasado por alto? El motivo de esas quejas fue la jugada dudosa, en el minuto 25, que para “Bild” y muchos alemanes fue una mano clara por parte inglesa, pero que no derivó en penalti.

La duda es suficiente para que se hable de nuevo robo en el estadio londinense, tras el mítico el “gol de Wembley” de 1966, en referencia al tanto que subió al marcador a favor de Inglaterra, obra de Geofrey Hurst, que dio contra el larguero, cayó al suelo y, según se insiste aún hoy, no atravesó la raya de gol.

Finalmente Inglaterra se impuso en ese Mundial histórico por 4-2, pero ese teórico gol fantasma que concedió el árbitro se considera fundamental para la derrota alemana y punto álgido en la rivalidad histórica entre ambas selecciones.

jov (efe, swf)