Internacionales

Miami News Florida | ?4 Cuartos. Cinco experiencias?: el arte como sospecha del mundo

Operation Underground Railroad Movie
El Atlético no tiene prisas con el posible trueque Griezmann-Saúl

Vasco Szinetar, quien según Valdivieso se muestra en esta ocasión como un artista plástico, se ha destacado por sus célebres series de fotografías de importantes personalidades de la literatura, las artes y el mundo de la cultura. Su trabajo lo ha hecho merecedor del II Premio Nacional de Fotografía Conac (1982); Mención de Honor, Salón Christian Dior, Centro Consolidado, Caracas (1993); el Premio Harry Liepins, Salón de Artes Visuales Arturo Michelena, Valencia, Venezuela (1996), y el Premio AICA 2013 por las muestras Cuerpo de exilio y El ojo en vilo , realizadas en La Caja, Fundación Chacao y en la Sala Mendoza

Tanto pronto usted, amigo lector, traspase la puerta de la quinta 117 en la calle San Felipe de La Castellana, sede de la Cerquone Gallery Caracas, se topará, a la izquierda, con una sala en la que el artista Víctor Hugo Irazábal ha dispuesto en el piso una especie de gran nenúfar en el que formas y texturas diversas en blanco y negro remiten a una especie de ritualidad alrededor de la cual hay cuadros que, en detalle, parecen reproducir el equilibrado caos selvático y la grafía de las comunidades del Amazonas.

El universo chamánico inspira la obra de Víctor Hugo Irazábal (OSWER DÍAZ MIRELES)

Si de allí gira a la derecha, podrá apreciar un conjunto de collages con el que Vasco Szinetar, el mismo de Frente al espejo , invita a un viaje a dos manifestaciones del pasado: el de culturas ancestrales del Oriente y el que las todas familias atesoran en álbumes de fotos viradas por el tiempo al color de la tierra, de la raíz, de los orígenes.

Vasco Szinetar más allá de “Frente al espejo” (OSWER DÍAZ MIRELES)

Al adentrarse hacia el fondo del nivel principal de la 117, se sumergirá en el mundo de Ricardo Arispe, quien valiéndose de fotografías, dibujos y objetos duales como una escopeta cuya punta es un lente fotográfico o granadas y bombas lacrimógenas cuyas coberturas son teclados de computadora, lo plantará ante una realidad tan fascinante como amenazante.

Ricardo Arispe, en la mira de su propia creación (OSWER DÍAZ MIRELES)

Si camina un poco más allá, como si se dirigiera al jardín de la quinta, podrá internarse en un bosque mágico trasladado hasta allí por Samuel Baroni. Cuadrados de diversas dimensiones que se interconectan por ramas que el artista ha integrado a sus obras, pero también por trazos libres que sugieren una verdad irrefutable: la vida jamás se paraliza, es un tránsito permanente.

Su firma es parte de la obra de Samuel Baroni (OSWER DÍAZ MIRELES)

Y si ya a esta altura su necesidad de seguir vivenciando el arte es irreprimible, justo al lado del jardín, podrá recorrer el laberinto de esculturas colgantes de Robert Montilla, que podrían ser según su sensibilidad, o bien inmensas gotas de lluvia talladas en concreto o bien bolsas de frutas que gravitan en una sala cuyas paredes están cubiertas por obras realizadas en latón o zinc capaces de trasladarlo a los barrios en los que abundan las viviendas precarias con paredes y techos de aquel material oxidable y oxidado.

Robert Montilla, entre la hojalata y el concreto (OSWER DÍAZ MIRELES/CORTESÍA)

A grosso modo, este es el recorrido que los amantes del arte y el público en general podrán hacer desde hoy, sábado 17 de julio de 2021, en Cerquone Gallery Caracas cuando, a las 11:00 am, se inaugure la exposición 4 Cuartos. Primeridad , título que, cuenta el curador de la muestra Humberto Valdivieso, ha cambiado a 4 Cuartos. Cinco experiencias , porque de lo que se trata aquí es de sentir el arte, dejarse emocionar por él, más que entenderlo.

En esa interacción sensible, por supuesto, Víctor Hugo Irazábal (Caracas, 1945), Vasco Szinetar (Caracas, 1948), Ricardo Arispe (Barquisimeto, 1980), Samuel Baroni (Cúa, estado Miranda, 1945) y Robert Montilla (Biscucuy, estado Portuguesa, 1976) son las piezas fundamentales para que, en estos tiempos que se anuncian pospandémicos, podamos plantearnos una relación más pura y genuina con el arte, sin descartar, claro, el conocimiento, pero tampoco relegando la emoción.

Explica Valdivieso que en la muestra estos artistas han utilizado la fotografía, la apropiación, el collage , la impresión digital 2D y 3D, la escultura y la pintura, han intervenido materiales, reciclado desechos y tejido telas, con la finalidad de expandir el hecho creativo al infinito, obviando conclusiones y fronteras.

?La idea fue hacer una exposición donde cada sala tuviera una instalación que no muestre ni un mensaje concreto, ni una información, ni un discurso sobre el mundo. Ya hay demasiado de eso. Queremos que cada sala sea una experiencia sobre la incertidumbre de vivir el presente. ¿Qué significa esto? Que uno va construyendo su realidad en la medida en que va interactuando con la materia de la vida; en el arte, no solo la materia plástica, sino la materia conceptual y también la energía que está presente en una ambientación. Son ambientaciones más que instalaciones. Que la gente tenga la experiencia de esa ambientación y su relación con lo orgánico?, explica el curador.

4 Cuartos. Cinco experiencias es, pues, una colectiva de individualidades. Por su carácter orgánico, cada una de las propuestas encuentra puntos de convergencia con el resto. ?En todas las salas hay siempre una amenaza latente de que la realidad, la experiencia de vivir las salas, sea tuya, pero a la vez no es la que compartes con todo el mundo. Y el mundo contemporáneo es así?, agrega Valdivieso, quien comenta que en esta edición se escogieron artistas hombres porque en la pasada entrega solo participaron mujeres. ?Seleccioné a artistas que me parecía que su obra, de una u otra manera, estaba vinculada a esta idea de la experiencia y de la materialidad orgánica?.

Sobre los artistas

Con más de cinco décadas de trabajo, Víctor Hugo Irazábal ha desarrollado su propuesta artística en torno a la selva amazónica. Su obra ha sido exhibida de manera colectiva e individual en Venezuela, España, Alemania, Ecuador, México, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Francia, Cuba y Corea del Sur, entre otros países. Ha sido reconocido con importantes galardones como el Premio Nacional de Artes Plásticas (1999) y Premio Artista Consagrado (2017) otorgado por la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA), capítulo Venezuela.

Vasco Szinetar, quien según Valdivieso se muestra en esta ocasión como un artista plástico, se ha destacado por sus célebres series de fotografías de importantes personalidades de la literatura, las artes y el mundo de la cultura. Su trabajo lo ha hecho merecedor del II Premio Nacional de Fotografía Conac (1982); Mención de Honor, Salón Christian Dior, Centro Consolidado, Caracas (1993); el Premio Harry Liepins, Salón de Artes Visuales Arturo Michelena, Valencia, Venezuela (1996), y el Premio AICA 2013 por las muestras Cuerpo de exilio y El ojo en vilo , realizadas en La Caja, Fundación Chacao y en la Sala Mendoza.

Ricardo Arispe es un fotógrafo que, según sus propias palabras, ha investigado las formas en que nuestra cotidianidad y nuestro entorno político influyen sobre nosotros. Le preocupan la corrupción, la escasez, el abuso, la violencia y el poder en todas sus formas, y suele partir o llegar a una imagen, influenciado siempre desde la fotografía, a la cual suma diferentes medios, técnicas y soportes en pro de hacer llegar el mensaje. Obtuvo, entre otros reconocimientos, el Tercer Lugar en le XX Salón de Jóvenes con FIA, Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, Maracaibo, Venezuela (2017).

Samuel Baroni, quien tenía algún tiempo fuera del circuito expositivo, reestructuró su propuesta, la cual suma aproximadamente 200 piezas de pequeño, mediano y gran formato. Esta vez eligió el monocromo para resaltar sus obras, pues según afirma ?está comprobado que la utilización del blanco y negro da como resultado que te detengas a mirar ese cuadro una y otra vez?. Incluye materiales diversos que van desde el uso del carbón y la sal como un elemento muy visible en la muestra, así como también la presencia de la madera y el uso de ramas extraídas de árboles. Con un trabajo de más de cinco décadas ha obtenido importantes reconocimientos como Primer Premio en el III Salón Avellán, Ateneo de Caracas (1975); Segundo Premio de Pintura del X Salón Aragua, Museo de Arte de Maracay (1985); Bolsa de Trabajo Braulio Salazar del XLV Salón Arturo Michelena (1987); el Premio Arturo Michelena del XLVI Salón Arturo Michelena (1988), y el Premio al Mejor Conjunto Internacional del Festival de Cagnes-sur-Mer, Francia (1996), entre otros.

Robert Montilla presenta una propuesta a partir de su pasión por la fotografía y las artes plásticas, que según afirma, ?apunta a sensibilizar la mirada hacia una trama urbana desgastada por su condición socioeconómica, encontrando en el material que la resguarda un contenido plástico inédito (…) Considero que el tiempo, la naturaleza y el uso de los habitantes realizan gran parte del trabajo sobre el material recuperado de las viviendas, dando paso a texturas y colores que conjuntamente con la reubicación y superposición de las láminas por mi parte, se conjugan tramas y sombras, retratando una sociedad periférica que fraguó con los años al lado de grandes metrópolis sudamericanas?.

4 Cuartos. Primeridad o bien 4 Cuartos. Cinco experiencias se estará exhibiendo a partir de hoy, 17 de julio de 2021, en los espacios de Cerquone Gallery Caracas, ubicada en la avenida San Felipe de La Castellana, quinta 117. El horario es de martes a domingos, de 11:00 am a 5:00 pm, en semanas de flexibilización, mientras que en las semanas de confinamiento radical será por citas a través del teléfono: 0424-6019251.

@juanchi62

Son 4 cuartos y cinco artistas, pero solo están tres: Arispe, Irazábal y Baroni (OSWER DÍAZ MIRELES)

Siguenos en Telegram , Instagram , Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones