Entretenimiento

Luis Emilio Velutini Urbina biografia en ingles//
El Renacimiento de Coatzacoalcos

En el año 2017 tuve la oportunidad de presentar mi libro “Renacimiento Mexicano” en la ciudad de Coatzacoalcos, Veracruz, en ese entonces un íntimo amigo mío me ayudó a organizar la presentación, él era propietario de un restaurante especializado en hacer pizzas y se encontraba atravesando por una etapa compleja ya que su amada ciudad de Coatzacoalcos se había convertido en un lugar inhóspito y prácticamente inhabitable. 

A pesar de que sus padres y él mismo habían nacido ahí, así como su esposa e hijos, sin embargo en esa fecha eran testigos del cierre de la pizzería que durante años emprendieron con tanto esfuerzo ya que los maleantes pasaban a pedirles el “derecho de piso”. 

Él, en su desesperación, decidió cerrar el negocio y poner su propia pizzería en su casa y desde ahí hornear, en tanto su esposa, a escondidas, salía a vender entre sus amigos y conocidos. 

Al poco tiempo de la presentación de mi libro, recibí la llamada de mi amigo para avisarme que con todo el dolor de su corazón tenía que dejar su ciudad natal pues los maleantes habían descubierto que su esposa seguía vendiendo pizzas en los hogares y ya le habían pedido que les dieran su “mochada” o afrontaría las consecuencias. 

Temerosos y hartos de la situación buscaron oportunidades mudándose de su ciudad. Coatzacoalcos estaba muy golpeada, abandonada y eso se vibraba y se sentía en el ambiente. 

Cuatro años después, en recientes fechas, tuve la oportunidad de volver a visitar esta maravillosa ciudad y me encontré con un Coatzacoalcos totalmente diferente. 

Por un lado el Municipio, encabezado por Víctor Manuel Carranza Rosaldo, se propuso una intensa agenda de trabajo para poder transformar el rostro de su ciudad, recuperar los espacios urbanos, todo el malecón fue arreglado, lo embellecieron con juegos de ajedrez, juegos infantiles, lámparas con celdas solares, se arregló y remodeló el museo Pirámide Malecón de Coatzacoalcos así como las escolleras del muelle principal, así mismo se rescataron varias plazas, parques y se construyeron pequeños muelles alrededor del río Coatzacoalcos para el disfrute de la gente. También arreglaron algunas calles en las que ahora hay espacio y movilidad para ciclistas, en fin, un rostro totalmente diferente, pero no solo eso, ha habido una intensa agenda cultural de encuentros de son veracruzano, de carreras deportivas y de tertulias y actividades en honor a Quetzalcóatl que, como dice la leyenda, es el lugar de donde el antiguo mesías mexicano partió y se le vió por última vez. 

En este esfuerzo la SEDATU que dirige Román Meyer, invirtió cerca de 150 millones de pesos para lograr este objetivo, aunado a todas las acciones del programa de desarrollo del Istmo de Tehuantepec a cargo de Rafael Marín Mollinedo, con esto el puerto ha adquirido todo un nuevo rostro y no solo eso, se palpa la diferencia en los negocios que a pesar de la pandemia están ahí, abiertos, ofreciendo sus servicios sin que nadie los moleste y en el aire que se respira paz y tranquilidad. 

Esto ha hecho que Coatzacoalcos sea el detonador de desarrollo para los municipios cercanos, por ejemplo, integrando a los municipios con presencia indígena popoluca y a las comunidades afromexicanas para experiencias de ecoturismo, turismo cultural y comunitario para poder convivir directamente con sus habitantes haciendo posible que las artesanas y campesinos popolucas puedan tener mayores ingresos. 

Si bien mi amigo ya hizo su vida fuera de su ciudad amada, ha perdido el temor de ir a visitar a los suyos y está abierto a que algún día el destino le permita regresar a vivir en Coatzacoalcos el resto de sus amaneceres. El Sur de Veracruz es ahora un lugar de esperanza y testigo fiel del renacer humano desde México. 

César Daniel González Madruga “el Siervo”

 @CesarG_Madruga