Negocios

El Salvador: presentan demanda por asesinato de periodistas holandeses

Las familias de cuatro periodistas holandeses asesinados en El Salvador en 1982 presentaron una demanda este viernes (16.07.2021) contra un grupo de militares a través de los equipos jurídicos de dos organizaciones humanitarias para buscar justicia por el crimen, perpetrado por una patrulla del Ejército en plena guerra civil (1980-1992)

Las familias de cuatro periodistas holandeses asesinados en El Salvador en 1982 presentaron una demanda este viernes (16.07.2021) contra un grupo de militares a través de los equipos jurídicos de dos organizaciones humanitarias para buscar justicia por el crimen, perpetrado por una patrulla del Ejército en plena guerra civil (1980-1992).

Se trata de juristas de la Asociación Salvadoreña por los Derechos Humanos (ASDEHU) y la Fundación Comunicándonos , quienes manifestaron actuar en nombre de las familias de las víctimas. La acusación particular fue presentada ante el Juzgado de Primera Instancia de Dulce Nombre de María, Chalatenango (norte), que en 2017 reabrió el proceso tras la anulación de una ley de amnistía de 1993.

“Es una petición en la que nosotros nos estamos mostrando parte, como acusadores en el caso”, dijo a periodistas el abogado Roberto Lemus quien indicó que la causa se realiza con el Código Procesal Penal de 1973 -que estaba en vigencia al momento del crimen- por lo que el proceso será escrito y únicamente se realizará una audiencia al final.

Los equipos de abogados señalaron que el principal autor intelectual del crimen sería el coronel Mario Adalberto Reyes Mena, excomandante de la Cuarta Brigada de Infantería. En tanto, los implicados en la autoría material son unos 25 miembros del Batallón élite Atonal.

Óscar Pérez, de la Fundación Comunicándonos , dijo a la agencia Efe que el crimen también es conocido por la Justicia de los Países Bajos y que esto podría implicar una solicitud de extradición. “Si la Justicia salvadoreña no actúa, la Justicia holandesa va a seguir su camino”, aseguró Pérez.

La muerte de los cuatro periodistas El Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas de 1993, que investigó los crímenes de guerra, señala que los periodistas holandeses Koos Jacobus Andries Koster, Jan Corenlius Kuiper Jop, Hans Lodewijk ter Laag y Johannes Jan Willemsen fueron asesinados por orden de Reyes Mena.

“Existe plena evidencia de que la muerte de los periodistas holandeses, ocurrida el 17 de marzo de 1982, fue consecuencia de una emboscada planeada con anterioridad”, indica el referido informe, que también reseña que los uniformados “obstaculizaron las investigaciones que realizó el Poder Judicial”.

El documento añade que el equipo de periodistas era dirigido por Koster y que “tenían previsto” elaborar un reportaje de televisión sobre la situación de San Salvador y en “algunas zonas de influencia” de la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Al menos 30 periodistas murieron en El Salvador durante los 12 años de guerra y 4 más desaparecieron y fueron heridos por las balas o las esquirlas de las bombas en las zonas de combate.

ama (efe, reuters, afp)

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Lo mataron, pero no pudieron callar sus denuncias Romero, beatificado en 2015, denunciaba en sus homilías los ataques de los cuerpos de seguridad contra la población civil. Fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón de la extrema derecha mientras oficiaba misa en el hospital Divina Providencia de San Salvador, en días previos al estallido de la guerra civil (1980-1992). Su muerte no acalló las denuncias, las hizo más fuertes.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Naciones Unidas: “Día Internacional del Derecho a la Verdad” En El Salvador, Óscar Arnulfo Romero es venerado como héroe nacional y paladín de la paz y la Justicia. En 2011, el entonces presidente estadounidense Barack Obama se arrodilló ante la tumba del “obispo de los pobres”. La ONU declaró el 24 de marzo, fecha del asesinato de Romero, como “Día Internacional del Derecho a la Verdad“.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina El Vaticano dejó de verlo como a un “comunista” Tras el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, a fines de 2014, Francisco emitió una señal de reconciliación: monseñor Romero dejó de ser considerado un “revolucionario” o “comunista” y pasó a ser visto como un adalid de los derechos humanos. “También alguien que defiende a los pobres con su vida es un santo”, comentó en esa ocasión el teólogo de la liberación Leonardo Boff a DW.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina El mensaje de Romero sigue calando Con Óscar Romero “pasa una cosa curiosa, y es que cuanto más tiempo transcurre, más gente se entusiasma con él, más gente lo sigue, lo ama, se emociona con su historia, con su figura”, decía el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa. En toda Centroamérica Romero ya es visto como “un santo de las Américas”.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Un mensaje irrefutable: “La Iglesia tiene que vivir para los pobres” También en Alemania dejó sus huellas, inspirando la creación de organizaciones como la Iniciativa Cristiana Romero (ICR). “Es un ejemplo de solidaridad con los pobres. Ser solidario con los pobres significa darles una voz y apoyar las demandas de los países del sur”, explica a DW Anne Nibbenhagen, de la asociación civil alemana Iniciativa Cristiana Romero.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Peregrinos, prelados y juventud Miles de salvadoreños viajaron al Vaticano para presenciar el acto de canonización de monseñor Óscar Arnulfo Romero. El beato Romero fue canonizado junto a Pablo VI durante un Sínodo de Obispos.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Reconciliando a la sociedad Óscar Romero ha sido una figura reconciliadora de la sociedad salvadoreña. Por un lado, Anne Nibbenhagen, de la Iniciativa Cristiana Romero (ICR), celebra la decisión del Vaticano de canonizar al arzobispo. Por otro, teme que al presentar a Romero como el santo “unificador”, se acabe la cuestión de la culpabilidad, en lugar de seguir investigando a los responsables de la violencia y sus causas.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Una historia de impunidad Una Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas ha señalado como autor intelectual del asesinato al fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Roberto D’Aubuisson. No obstante, la Ley de Amnistía, aprobada en 1993, ha impedido que sea juzgado por el crimen. Romero representa a las más de 70.000 víctimas de la guerra civil salvadoreña.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Difamaciones en El Salvador, ataques desde El Vaticano “Él no quería ser político, no le interesaban las ideologías. Solo quería acabar con la violencia y abogar por la justicia. Un mensaje muy actual”, dice el biógrafo Giuseppe Morozzo Della Rocca. “Romero fue difamado como “suversivo” por la oligarquía salvadoreña que informaba a Roma. El prefecto de la Congregación de la época, el cardenal Sebastiano Baggio, lo atacó hasta su asesinato en 1980.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Morir, para convertirse en semilla Óscar Romero fue asesinado a tiros en el altar, por orden de poderosos políticos. Un crimen que antecedió a la guerra civil entre fuerzas de seguridad, escuadrones de la muerte de ultraderecha y grupos guerrilleros de izquierda. Romero sabía del peligro. Justo antes de su muerte había dicho en su sermón: “El que no asume los peligros de la vida, como la historia nos exige, perderá la vida”.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Saludo del Papa, impulsor de la canonización “A los jóvenes reunidos en días felices por la canonización de monseñor Romero, un saludo grande y mi bendición. Y por favor no se olviden de rezar por mí”, pide Francisco. La petición del Papa permite intuir las grandes dificultades para lograr la canonización de un religioso como Romero, cuya misión por los pobres generó un fuerte rechazo en las más altas esferas de la jerarquía católica.

Óscar Romero, el santo de los pobres y las víctimas de la violencia en América Latina Origen modesto Óscar Arnulfo Romero y Galdámez había nacido en Ciudad Barrios (El Salvador) el 15 de agosto de 1917 y fue asesinado el 24 de marzo de 1980 en San Salvador. Su padre se llamaba Santos y su madre Guadalupe. Una familia modesta. Su padre era telegrafista; su madre ama de casa. Romero vivió la II Guerra Mundial. Fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942. En la imagen, su tumba en San Salvador.

Autor: José Ospina-Valencia